15.png

AFTERCARE

Se habla de mil formas de limpiar tu nuevo piercing en redes, internet y por parte de diferentes perforadores. Bajo nuestro criterio y con nuestras razones, según hemos aprendido en diferentes seminarios... la más acertada es limpiar el piercing SOLO con solución salina estéril. ¿Qué productos existen que nos parezcan válidos? 

  • Solución salina (suero fisiológico) estéril en mono - dosis:

No nos termina de gustar porque soléis pecar de abusar de él. Lo cual, puede acabar en una irritación innecesaria o secar en exceso la piel por la concentración que tiene. Además se desaprovecha solución y se crea mucho residuo plástico.

  • Neilmed:

Es un spray, por y para el piercing. Su interior siempre se mantiene estéril y es bastante más ecológico por crear un único residuo (el propio bote).

 

¿Cómo limpiarse el piercing?

Fácil. Necesitas tres cosas. Tener las manos limpias, dos gasas y la solución. Los siguientes pasos tendrás que hacerlos dos veces al día, en la mañana y en la noche. (16)

 

Moja una gasa en la solución. Hazte una compresión mínima por unos minutos con ella.

Dóblala y limpia con sus bordes redondos, si es necesario, algún residuo.

Con la otra gasa, la seca, haz otra compresión igual para secar bien tu nuevo piercing.

 

Es importantísimo no dormir encima de tu piercing hasta que esté curado. Tenemos algunos truquillos para ello que estaremos encantados de explicarte. En caso de hacerlo existen varios riesgos, como sobreinflamación, migración del ángulo de la perforación, irritación, etc.

 

No bañarse en la piscina o el mar hasta que esté curado, como al igual no jugar ni manipular el piercing de ninguna forma, también es MUY importante.

Si aún así tienes alguna pregunta no dudes en contactar con nosotros.